«Que tu Alimentación sea un Medicamento y tu Medicamento un Alimento»
Hipócrates, el padre de la medicina occidental (siglo V a.C.)

Pida su cita


Teléfono:
968 90 60 08

Calle Navarra, 13 - Murcia
Frente Centro de Salud de San Andrés
La médicina nutricional y micronutricional considera que la mayoría de las enfermedades degenerativas se originan en la disfunción del tubo digestivo, los procesos de desintoxicación del hígado, y/o en la calidad de los alimentos ingeridos.

De esta forma, la enfermedad está intimamente relacionada con las selecciones dietarias de cada persona y los problemas del aparato digestivo, del sistema de desintoxicación y su influencia sobre las funciones inmune (defensas), nerviosa, y endocrina.

El hombre es cada vez más consciente del impacto que tiene su entorno en su salud y especialmente del papel clave que desempeña la alimentación.

Se acumulan los datos experimentales, epidemiológicos y clínicos que indican que los desequilibrios alimenticios intervienen de manera preponderante en el origen de la mayoría de los estados y enfermedades crónicos asociados principalmente al envejecimiento.

Recientemente, la biología nutricional ha experimentado progresos considerables. El médico dispone por fin de una herramienta objetiva y fiable para medir la incidencia de los desequilibrios alimenticios.

Gracias a la biología nutricional, el médico establece una verdadera estrategia terapéutica totalmente personalizada.

El polimorfismo genético que hace de cada uno de nosotros un ser único del punto de vista morfológico y también químico, individualiza las necesidades nutricionales y hace obsoleto la generalización de las recomendaciones de cantidades máximas o mínimas de un nutriente específico.

De la misma manera, conocer el perfíl nutricional de un paciente realizando un balance específico, nos permite determinar la adecuación (o con más frecuencia la inadecuación) de su alimentación con sus necesidades.

Gracias a la biología nutricional, el conocimiento de los excesos y sobretodo de las deficiencias representa entonces una base concreta para que el médico pueda corregir de manera totalmente personalizada la alimentación del paciente y aumentar de manera significativa su potencial salud.

La médicina nutricional y micronutricional pone claramente en guardia contra el consumo ciego de vitaminas y otros suplementos nutricionales, y donde confirma que la prescripción de estos complementos está reservada a los profesionales de la salud que dominan esta visión compleja pero tan eficaz de la medicina.

Ensalza de manera estupenda la necesidad de evaluar el estado nutricional del paciente y de suplementarlo de manera personalizada para corregir sus carencias.

La biología nutricional confirma su estatuto de imprescindible en un seguimiento nutricional ético, seguro y eficaz de nuestros pacientes.

Campos de aplicación de la medicina funcional,nutricional y micronutricional

  • Medicina general y preventiva: obesidad, resistencia a la insulina, diabetes, hiperlipemias, enfermedades atópicas, fibromialgias, enfermedades inflamatorias, disminución del rendimientos físico y psíquico, infecciones reincidentes, alteraciones digestivas,…
  • Medicina laboral: estrés laboral, tóxicos, metales pesados,…
  • Cardiología: HTA, todas las enfermedades cardiovasculares, antecedentes familiares cardiovasculares,…
  • Gastroenterología: síndrome del intestino irritable, enf. de Crohn, RCUH, enf. Celiaca, Leaky Gut Syndrome, alergias alimentarias, otros trastornos digestivos (gases, halitosis, diarreas,… disbisosis intestinal)‏
  • Dermatología/medicina estética: dermatosis atópicas, eccemas, psoriasis, acné, cicatrización,…
  • Ginecología: optimización del embarazo, infecciones reincidentes (cistitis, vaginitis), fertilidad, síndrome premenstrual, menopausia, cánceres estrógeno-dependientes,…
  • Neurología/psiquiatría: cefaleas, depresiones, síndrome de fatiga crónica, autismo, hiperkinetismo, degeneración macular, enfermedad de Alzheimer,…
  • Oncología: prevención y seguimiento de los cánceres
  • Medicina deportiva: disbiosis intestinales, estrés oxidativo,…